Un ciberataque obliga a Irlanda a cerrar el sistema informático de la sanidad pública.

El primer ministro de Irlanda, Micheal Martin, recibe la primera dosis de la vacuna contra la covid-19 en un centro de vacunación en Cork, el día 9.

El Servicio Ejecutivo de Salud (HSE, en sus siglas en inglés) de Irlanda ha decidido cerrar a primera hora de este viernes su sistema informático para protegerse de un “ataque cibernético serio y significativo” sufrido durante la madrugada, según ha explicado el director ejecutivo del HSE, Paul Reid. Se trata de un ransomware, como se denomina al tipo de aplicación maligna que secuestra los datos del sistema, lo paraliza y exige algún rescate para su liberación. “Estamos trabajando con los proveedores de seguridad informática más relevantes así como con el equipo nacional de ciberseguridad para solucionarlo. Eso incluye a la Policía irlandesa, al Ejército y a otros terceros”, ha dicho Reid.

Hasta el momento, han señalado las autoridades sanitarias irlandesas, los autores del ciberataque no han exigido ninguna demanda concreta. La maniobra se ha centrado en acceder a los datos almacenados en los servidores centrales del sistema, y ha afectado a todos los programas nacionales y locales que gestionan servicios esenciales de atención sanitaria.

El Hospital Rotunda, y el Hospital Nacional de Maternidad, ambos en Dublín, han cancelado todas las visitas previstas, salvo para las mujeres embarazadas de más de 36 semanas de gestación.

La mayoría del equipamiento de la red sanitaria pública irlandesa forma parte de la infraestructura local de cada centro de salud, con lo que su funcionamiento no se ha visto afectado. Sin embargo, el sistema de radiología conocido como Pacs, que usan muchos de los hospitales del país, está integrado en un sistema nacional que sí se ha visto afectado.

Pacientes de los servicios de oncología que esperaban conocer los resultados de sus pruebas este mismo viernes han visto retrasada la información. “Estamos viendo mucha angustia en nuestras clínicas y plantas por lo sucedido”, ha dicho el oncólogo del Hospital de la Universidad de Cork, Seamus O’Reilly, a la televisión pública RTÉ.

El sistema que gestiona la campaña de vacunación por la covid-19 en Irlanda no se ha visto afectado por el ataque, han explicado los responsables del HSE, con lo que se mantendrán las citas previstas. El Servicio Nacional de Ambulancias también opera con total normalidad.

Este grave incidente ocurre cuatro años después de que un ataque similar provocara serios problemas e interrupciones en el Servicio Nacional de Salud (NHS, en sus siglas en inglés) del Reino Unido. Entonces, el virus WannaCry obligó a paralizar la actividad de casi 600 centros de salud de todo el país, bien porque sus sistemas acabaron infectados por el virus informático o como medida de protección.

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 0 Promedio: 0)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *