Millones de clientes de T-Mobile son víctimas de un nuevo ciberataque a la compañía.

Los datos robados pertenecen a aproximadamente 53 millones de nuevos y antiguos clientes de T-Mobile.

T-Mobile anunció el pasado viernes que la información personal de 5,3 millones de clientes actuales y 667.000 antiguos clientes había sido robada en un ciberataqueEsto implica que la cifra de personas cuyos datos pueden verse comprometidos asciende a unos 53 millones en total.

Según ha informado la compañía, un grupo de 7,8 millones sería el más afectado, ya que los atacantes habrían conseguido acceder a sus números de la seguridad social, los de sus documentos de identidad y sus IMEIs. Además, entre los datos robados también se encuentran el nombre, los apellidos, las fechas de nacimiento de las víctimas.

El medio de comunicación Bloomberg ha señalado que T-Mobile se enfrenta actualmente a 2 demandas colectivas por esta situación. Las acusaciones culpan a la empresa de no cumplir con la Ley de Privacidad del Consumidor de California (EEUU).

Según esta legislación, cualquier ciudadano californiano debería poder conocer la información que una compañía guarda de él y qué datos comparte con terceros.

Asimismo, una de las demandas asegura que T-Mobile viola también la Ley de Protección del Consumidor del Estado de Washington (EEUU). Esto se debe, según cuentan, a que la compañía tiene una mala seguridad para almacenar los datos de sus clientes.

Por otro lado, los demandantes han señalado su preocupación por los costes monetarios y el “tiempo invertido en mitigar los efectos de la filtración de datos”, puesto que pueden suponer fraudes y/o robos de identidad.

A pesar de la alerta que ha suscitado esta noticia, T-Mobile cree que los ladrones no han accedido a los datos financieros, de tarjetas de crédito, de débito u otra información referente a los diversos métodos de pago.

“Hemos enviado comunicaciones a millones de clientes y otras personas afectadas y estamos proporcionando apoyo de varias maneras”, ha añadido la empresa en un comunicado.

Los datos robados pertenecen a aproximadamente 53 millones de nuevos y antiguos clientes de T-Mobile.
Los datos robados pertenecen a aproximadamente 53 millones de nuevos y antiguos clientes de T-Mobile.

T-Mobile anunció el pasado viernes que la información personal de 5,3 millones de clientes actuales y 667.000 antiguos clientes había sido robada en un ciberataqueEsto implica que la cifra de personas cuyos datos pueden verse comprometidos asciende a unos 53 millones en total.

Según ha informado la compañía, un grupo de 7,8 millones sería el más afectado, ya que los atacantes habrían conseguido acceder a sus números de la seguridad social, los de sus documentos de identidad y sus IMEIs. Además, entre los datos robados también se encuentran el nombre, los apellidos, las fechas de nacimiento de las víctimas.Microsoft explica cómo son los nuevos ataques de phishing que utilizan código Morse

El medio de comunicación Bloomberg ha señalado que T-Mobile se enfrenta actualmente a 2 demandas colectivas por esta situación. Las acusaciones culpan a la empresa de no cumplir con la Ley de Privacidad del Consumidor de California (EEUU).

Según esta legislación, cualquier ciudadano californiano debería poder conocer la información que una compañía guarda de él y qué datos comparte con terceros.

Asimismo, una de las demandas asegura que T-Mobile viola también la Ley de Protección del Consumidor del Estado de Washington (EEUU). Esto se debe, según cuentan, a que la compañía tiene una mala seguridad para almacenar los datos de sus clientes.

Por otro lado, los demandantes han señalado su preocupación por los costes monetarios y el “tiempo invertido en mitigar los efectos de la filtración de datos”, puesto que pueden suponer fraudes y/o robos de identidad.

A pesar de la alerta que ha suscitado esta noticia, T-Mobile cree que los ladrones no han accedido a los datos financieros, de tarjetas de crédito, de débito u otra información referente a los diversos métodos de pago.

“Hemos enviado comunicaciones a millones de clientes y otras personas afectadas y estamos proporcionando apoyo de varias maneras”, ha añadido la empresa en un comunicado.‘Agnus’, la nueva tecnología blockchain de Microsoft que recompensará a los denunciantes de productos piratas

Por el momento, T-Mobile ha restablecido los PINs que las cuentas afectadas tenían y han ofrecido servicios de protección adicionales, como el Servicio de Protección contra Robo de Identidad de la empresa especializada en ciberseguridad McAfee. “Seguimos tomando medidas para proteger a todos los que están en riesgo de este ciberataque”, han subrayado.

Por su parte, el vendedor de la información robada ha pedido 6 bitcoins (aproximadamente 254.182 euros en el momento en el que se escribe esta publicación) a cambio de 30 millones de números de la seguridad social y permisos de conducir.

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 2 Promedio: 4.5)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *