Las empresas de ciberseguridad se rearman con nuevas adquisiciones.

Adquisiciones Compras

La necesidad de ampliar y reforzar sus ofertas para proteger los activos empresariales en cloud, las redes en entornos de trabajo híbridos y hacer frente a amenazas más sofisticadas está dando lugar a numerosas operaciones de compra en el segmento de ciberseguridad.

Solo en julio se han concretado un buen número de transacciones. A principios de mes, Barracuda Networks anunció la firma de un acuerdo para adquirir Skout Cybersecurity, experto en ofrecer seguridad as-a-service para proveedores que, además, cuenta con una plataforma XDR, la siguiente evolución al EDR (Endpoint, Detection and Response) que está desplazando a las soluciones de seguridad endpoint tradicionales por su capacidad de análisis y respuesta ante amenazas.

Skout también compite en el mercado de SOC como servicio (SOCaaS) para proveedores de servicios gestionados. Las capacidades de respuesta de Skout complementarán la cartera de productos de seguridad de aplicaciones, redes y correo electrónico de Barracuda. Aunque los detalles financieros del acuerdo no han trascendido, está previsto que los más de 80 empleados de Skout se integren en la división de MSP de Barracuda.

También HPE ha llegado a un acuerdo para comprar Zerto, empresa especializada en gestión y protección de datos en la nube, en una transacción valorada en 374 millones de dólares. Esta operación amplía HPE GreenLake y contribuye a que HPE Storage se transforme en una empresa de servicios de datos nativa de la nube y definida por software.

Fundada en 2009 y con sede en Herzliya, Israel, y Boston, los aproximadamente 500 empleados de Zerto atienden a más de 9.000 clientes y 350 proveedores de servicios gestionados.

Por su parte, ZeroFox anunció la compra de de Vigilante, una compañía experta en profundizar en la darkweb en busca de inteligencia de amenazas. Vigilante es la segunda compañía que compra ZeroFox en menos de un año, tras la fusión anunciada con Cyveillance el pasado mes de octubre.

En torno a mediados de mes, Microsoft informó de la adquisición de RiskIQ, especialista en gestión de la seguridad, desde la identificación a la remediación, en toda la superficie de ataque de una organización. Esta no ha sido la única operación de este tipo de los de Redmond en el campo de la ciberseguridad, ya que este mismo mes ha comprado CloudKnox Security, compañía experta en administración de derechos de infraestructura en la nube (CIEM). Con ella, quiere proporcionar a los clientes de Microsoft Azure Active Directory visibilidad granular, supervisión continua y corrección automatizada para permisos en entornos híbridos y multicloud, a través de una gestión unificada del acceso privilegiado, el gobierno de la identidad y la gestión de derechos.

En julio también ha sido noticia la adquisición de Ingenia, realizada por Babel dentro de su estrategia de crecimiento, diseñada para triplicar su tamaño alcanzando una facturación de 300 millones de euros y 5.000 empleados en 2025. Con la empresa malagueña, que facturó el año pasado 21,8 millones, suma 400 trabajadores y gana capacidades en ciberseguridad, soluciones digitales y servicios de e-learning.

Otra de las empresas que ha reforzado sus capacidades en este campo ha sido Rapid7, que ha adquirido IntSights Cyber Intelligence, compañía especializada en inteligencia de amenazas externas contextualizadas y remediación proactiva de amenazas. Bajo los términos del acuerdo, Rapid7 pagará aproximadamente 335 millones de dólares en efectivo y acciones por esta operación.

Julio ha sido también para Sophos un mes de compras que le permitirán completar su oferta. Una de ellas es la de la compañía Braintrace y su tecnología patentada de Detección y Respuesta de Red (NDR), que proporciona una visibilidad profunda de los patrones de tráfico de red, incluido el tráfico cifrado, sin necesidad de descifrado man-in-the-middle (MitM); la otra Capsule8, para potenciar su negocio de seguridad de servidores.

En general, según Gartner, las operaciones de fusiones y adquisiciones en el mercado tecnológico van a continuar, llegando a máximos históricos en 2022. Esto afecta también al sector de la ciberseguridad, en pleno cambio, en el que las compañías quieren ofrecer soluciones y servicios completos.

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 0 Promedio: 0)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *