La especialidad en ciberseguridad desborda la oferta de plazas en el CIFP Avilés.

Una veintena de alumnos se forma en una titulación que los capacitará para proteger la privacidad y los datos de las empresas

Clase del curso de ciberseguridad en el CIFP Avilés. / OMAR ANTUÑA

Cristian González estudia el grado de Ingeniería Informática en la Universidad de Oviedo por la mañana y por la tarde, el curso de especialización en ‘Ciberseguridad en entornos de las tecnologías de la información’ en el Centro Integrado de Formación Profesional (CFIP) Avilés. Es de La Felguera, por lo que cabe colegir que le queda muy poco tiempo libre entre horas de clase y trayectos, pero a él le compensa. «Me interesó matricularme en este curso porque me parecía que el grado universitario no hacía tanto énfasis en la ciberseguridad, tengo la impresión de que esta formación va a tener una aplicación directa», resume. De momento es una expectativa porque el curso no lleva ni un mes en marcha, comenzó el pasado 18 de octubre.

El de ciberseguridad es uno de los tres que este año ha ‘estrenado’ la formación profesional en Asturias y ha sido adjudicado al centro de la calle del Marqués. Los otros dos son ‘Ciberseguridad en entornos de las tecnologías de operación’, que se imparte en la Laboral de Gijón, y ‘Digitalización del Mantenimiento Industrial’, en el IES Fernández Vallín.

Pablo Hierro, tutor del curso, asegura que ha habido «mucha demanda», tanta que incluso han tenido que baremar. Esto se explica porque, como añade el profesor Luis Manuel Álvarez, «es el primer año que se imparte y son ciclos formativos de ‘nivel 4’». Aclara que esto es una forma de hablar con la que indica que están por encima de los grados superiores, que de hecho son un requisito imprescindible para poder acceder a este curso de especialización. Su puesta en marcha coincide, además, con la explosión del teletrabajo en la sociedad y los desafíos que, sobre todo al principio de la pandemia y en coincidencia con el confinamiento, representó la seguridad de las conexiones empresariales.

La novedad ha exigido que los docentes se hayan tenido que formar tanto presencial como telemáticamente en el Centro de Profesorado y Recursos de Gijón y con la Escuela de Organización Industrial de Madrid. Sin embargo, esta formación es, al igual que para el alumnado, el punto de partida porque luego «hay que dedicarle muchas horas, la temática es inmensa y los problemas que se presentan en ciberseguridad, también», coinciden en señalar.

El curso se imparte en horario vespertino. Son cinco horas diarias hasta alcanzar las 720 de un currículum que incluye los incidentes de ciberseguridad, el bastionado de redes y sistemas, la puesta en producción segura, el análisis forense informático, el ‘hacking’ ético y la normativa de ciberseguridad.

Explican los profesores que se imparte por la tarde no solo porque hay más aulas disponibles sino principalmente por el perfil del alumnado. Algunos como Cristian están estudiando y muchos trabajan de ello y quieren obtener un título que acredite sus competencias. La corverana Cristina Santervas Cartoy representa una doble minoría en este aula: es la única mujer y, a sus 21 años, de momento ‘solo’ ha estudiado. Aún no ha probado suerte en el mercado laboral, más allá de las prácticas. Eso sí, llega al curso de especialización con dos grados superiores aprobados, el de Desarrollo de Aplicaciones Multiplataforma y el de Aplicaciones Web. No tiene claro en qué área informática le gustaría trabajar porque «no me quiero cerrar puertas», pero confirma que solicitó plaza en este curso «porque siempre me ha llamado mucho la atención la ciberseguridad».

Esta es la gran baza para los profesores, que «el alumnado está motivado». Inciden en que la edad media de los matriculados y su formación previa les confiere la «autonomía» necesaria en este tipo de formación tan específica para investigar y desarrollar a partir de una base. Porque, en lo que a ciberseguridad se refiere, «te puede pasar de todo» y lo único que garantiza la solvencia profesional es tener una buena base.

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 0 Promedio: 0)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *