El ‘smishing’ irrumpe en la Costa Daurada con el ‘boom’ de la paquetería ‘online’

El envío de SMS a los móviles provoca una alúd de llamadas al 112 de gente que pregunta que pasa si entran en el enlace. El objetivo es robar la información del terminal y si se puede también los datos bancarios para usurpar la identidad y llevarse el dinero.

FOTO: DT

El SMS ha recuperado cuota de mercado con el boom de la paquetería online. La pandemia y el confinamiento ha disparado las compras en plataformas digitales y el proceso de entrega ha reactivado el uso del SMS para confirmar envíos a los compradores, que había quedado muy relegado con la popularidad de Whatsapp o Telegram.

El renacimiento del SMS también ha revivido estafas que habían tenido tiempos mejores en el pasado. Phishing, vishing, smishing… son modalidades que con el paso de los años se han extendido como una mancha de aceite entre los usuarios de móviles. La versión más actualizada ha irrumpido con fuerza hace menos de un año, cuando la pandemia de la Covid-19 obligó a todo el mundo a confinarse en casa y el servicio de mensajería y paquetería online se disparó.

Con este nuevo panorama, los delincuentes también se adaptaron, explica el responsable de coordinación de delitos informáticos de la comisaría de Campclar, en Tarragona. «La gente estaba en casa, teletrabajaba y utilizaba Internet para sus compras. Los estafadores vieron que podían engañar en el proceso, en la entrega de paquetería».

En estos 4 meses de 2021, Mossos tiene 11 denuncias repartidas entre Tarragona, Cambrils, Reus, Montblanc, Vila-seca… 3 de ellas han ‘picado’ y les han estafado dinero. Dos de unos mil euros cada una. Y la tercera, casi de 40.000. «Al hacer el pago con tarjeta, los estafadores se apropiaron del número y con él les quitaron el dinero», explica el experto.

El enlace del SMS deriva a una web que podría incluso robar los datos del terminal solo con abrirla

Las tres estafas monetarias y las ocho denuncias son las que Mossos está ahora trabajando, pero son solo la punta del iceberg del smishing. Miles de personas, reciben a diario mensajes SMS de un paquete que jamás habían comprado, pero que el texto les «invita» a entrar en un enlace web para saber en qué fase de entrega está.

«El smishing no es nuevo, pero se ha adaptado a la pandemia», explica el cabo de Mossos experto en delitos informáticos. La modalidad a día de hoy no ha generado desfalcos económicos importantes «porqué este tipo de estafa no pretende robar dinero en primer término, sino usurpar la información y poder utilizarla para fraudes de mayor envergadura», razona el experto.

Alerta

El smishing ha puesto en alerta a los Mossos por el gran número de llamadas que entran en el 112 cada día ante las dudas que genera entre los usuarios de móviles. «La supuesta entrega de un paquete que jamás se ha comprado puede abrir la puerta a todos nuestros datos. La información tiene mucho valor», alerta el cabo de los Mossos.

La popularización de esta estafa se ha alimentado gracias a dos factores: la conexión a Internet de los móviles está cada vez más extendida y la consolidación de la venta online. «El SMS que llega al terminal lleva escrito un enlace que es la puerta de entrada a la estafa», recuerda este experto. Este enlace codificado tiene un destino a una web creada para simular la empresa de paquetería en la que supuestamente se ha hecho el pedido. Y en ella hay diferentes peligros que pueden terminar en un robo de datos.


11 son las denuncias de 2021, 3 de las cuales han terminado en estafa. Una de ellas de casi 40.000 euros

«La web puede tener suficientes elementos que por sí sola te infecten tu dispositivo. Generan instrucciones automatizadas (bots) para hacer un perfil y saber tu grado de vulnerabilidad”, explica. Cuando descubren estos puntos débiles, «el estafador ya sabe cómo engañarnos»: Nos pide que descarguemos la APP (manipulada) para seguir un paquete, pedir una confirmación rápida para no perder el regalo… «estratagemas que permiten que la información del terminal pase a sus manos».

El smishing vende información y lo hace para obtener un beneficio superior. Los grupos organizados no son nuevos. Son las mismas bandas que se han adaptado a los tiempos y han contado con expertos informáticos (o han comprado el servicio) para poder estar en este mercadeo de información. «El teléfono permite dar una cuenta de Facebook y de allí la identidad. El siguiente paso es localizar las cuentas.

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 0 Promedio: 0)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *