El Departamento de Defensa de EE UU ‘ficha’ a la española CounterCraft frente a las ciberamenazas.

La compañía refuerza su posición en EE UU con la apertura de una oficina en Nueva York y contrata expertos con experiencia previa en la NSA, Goldman Sachs y la Fuerza Aérea de los EE UU

David Barroso, CEO y cofundador de CounterCraft.

CounterCraft, la compañía española de ciberseguridad especializada en tecnología basada en el engaño y la contrainteligencia, ha cerrado un contrato con el Departamento de Defensa de EE UU. Desde la empresa no revelan los detalles financieros, pero sí destacan la importancia de este acuerdo, que supone un espaldarazo para su tecnología a nivel mundial. Su solución CyberDeception, la que utilizará la institución estadounidense, está ya presente en más de 20 compañías del Fortune 500, en algunas del Ibex 35, como Telefónica, y en Gobiernos y agencias de seguridad de diferentes países.

La compañía va a trabajar directamente con la Unidad de Innovación de Defensa y varias unidades operativas del Departamento de Defensa de EE UU. Todas ellas accederán a su tecnología, capaz de detectar ciberataques dirigidos y de recoger inteligencia proactiva sobre los adversarios.

“Es impresionante ver cómo una de las potencias mundiales de ciberseguridad adopta nuestra tecnología con la estrategia y actitud que requiere estar un paso por delante de las ciberamenazas, siempre cambiantes y cada vez más sofisticadas”, señala David Barroso, cofundador y CEO de CounterCraft. El directivo fue anteriormente fue uno de los principales responsables de la división de seguridad de Telefónica (ElevenPaths),

CounterCraft, que hace poco cerró también sendos contratos con la OTAN y con Arma Suisse (la fuerza armada suiza), protege a sus clientes con tecnología basada en el engaño y la contrainteligencia. Su solución diseña y despliega entornos digitales idénticos a los reales de las organizaciones, sembrados de información y servidores falsos para atraer a los atacantes. ¿El objetivo? detectar cualquier actividad sospechosa que se produzca en ellos, obtener inteligencia avanzada de los ciberatacantes y generar alertas en tiempo real para apoyar la defensa activa de las organizaciones.

“La capacidad para obtener inteligencia sobre amenazas de alta calidad acerca de los ciberatacantes supone un punto de inflexión. Y el hecho de que analistas estadounidenses utilicen  las capacidades de CounterCraft valida nuestra visión y tecnología”, dice Barroso, que avanza a CincoDías que están inmersos en un proceso de expansión por EE UU.

La empresa arranca 2021 abriendo oficina en Nueva York y ampliando su equipo con expertos en ciberseguridad con experiencia previa en organismos de renombre como la National Security Agency (NSA), Goldman Sachs y la Fuerza Aérea de los EE UU.

Fundada en 2015, CounterCraft cuenta también con oficinas en Londres, Madrid y San Sebastián, donde tiene la sede, y suma un equipo de 30 personas. La firma tiene entre sus accionistas a Adara Ventures, ORZA, eCAPITAL, Elewit, Evolution Equity Partners y Wayra y ha captado desde su fundación 10 millones de dólares (más de 8,2 millones de euros). La solución CounterCraft Cyber Deception Platform ha recibido varios premios y funciona en modo suscripción. Su softwarepuede instalarse en casa del cliente o consumirse desde la nube.

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 0 Promedio: 0)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *