El bitcoin trata de recuperarse tras los últimos tuits de Elon Musk.

La moneda llegó a caer más de un 9% el lunes, hasta los 42.185 dólares (la cifra más baja desde el 8 de febrero)

El bitcoin trata de recuperarse tras los últimos tuits de Elon Musk

El bitcoin se recupera en parte de la importante caída -la mayor en tres meses- que sufrió tras los tuits de Elon Musk y el comunicado en el que anunciaba que Tesla cancelaba sus planes de aceptar esta criptomoneda como método de pago. La decisión, explicó en su momento el CEO de la empresa, estaba motivada por el alto coste medioambiental que tiene el uso y minado de esta divisa.

Parte de la recuperación se debió a un nuevo mensaje en Twitter de Musk, que en este caso aseguraba que Tesla “no ha vendido ningún Bitcoin”. Esta declaración, eso sí, llegó después de generar incertidumbre con otro mensaje, que posteriormente eliminó.

La firma invirtió en febrero 1.500 millones de dólares en este volátil mercado y a finales de abril vendió el 10%. El hecho de que permitiesen el pago con criptomonedas y la propia apuesta por ellas fue criticado porque el proceso de pago y obtención de bitcoins está muy ligado al uso de combustibles fósiles. Para ‘minar’ una de estas monedas hay que realizar una serie de procesos que requieren una descomunal capacidad de cálculo muy superior a la que tiene un ordenador: se utilizan instalaciones con miles de procesadores gráficos que trabajan las 24 horas del día.

A nivel global, estas instalaciones consumen mucha energía. Tanta, que el Centro para Finanzas Alternativas de la Universidad de Cambridge estima que el proceso de minado actual consume cerca de 129,9 teravatios hora de energía, aproximadamente el 0,5% de toda la energía producida en el planeta. Esta cifra equivale más o menos a la energía que consumen Ucrania o Suecia. Si Bitcoin fuera un país, estaría entre los 30 que más energía consumen del mundo.

La moneda llegó a caer más de un 9% el lunes, hasta los 42.185 dólares (la cifra más baja desde el 8 de febrero), aunque más adelante remontó y llegó a los 45.190, según recoge Reuters. La tendencia ya se registró el domingo cuando los tuits de Musk parecían indicar que Tesla había abandonado el mercado.

Como suele ocurrir, otras monedas basadas en el blockchain pero menos populares, como el Ether o Dogecoin, también experimentaron caídas. Así, la primera llegó a los 3.123 dólares (después volvió a los 3.540) y la segunda llegó a experimentar un descenso del 7%.Más en El MundoElon Musk y otros famosos locosElon Musk hace público que tiene síndrome de Asperger: “Es simplemente la forma en que funciona mi cerebro”

La decisión de Tesla de abandonar este método de pago ya había afectado a la cotización del bitcoin. El propio Musk lo comunicó en otro de sus mensajes en Twitter. “Tesla ha suspendido las compras de vehículos con bitcoin. Nos preocupa el creciente uso de combustibles fósiles para el proceso de minado de las criptomonedas y transacciones de bitcoins, especialmente el carbón, que tiene las peores emisiones de cualquier combustible”, explicó.

Una vez más, un simple tuit fue suficiente para dar un vuelco en la cotización del bitcoin y provocar caídas que durante toda esa sesión rondaron el 11%. La divisa luchaba entonces por salvar los 50.000 dólares al tiempo que los inversores intentaban encontrar una explicación al cambio de postura de la compañía en sólo tres meses.