El BCE avisa de que el bitcoin está eclipsando a la burbuja de los tulipanes del año 1600.

bitcoin-tulipan.jpg
  • El bitcoin está sufriendo una volatilidad extrema en las últimas jornadas
  • BCE: “Su volatilidad lo convierte en un activo arriesgado y especulativo”
  • Las malas noticias están generando correcciones que llegan al 30%

No es la primera vez que el Banco Central Europeo (BCE) advierte de la burbuja de precios en el bitcoin y otros criptoactivos, pero en esta ocasión el banco central ha sido más tajante si cabe. En su informe de estabilidad financiera, el BCE ha advertido de que la subida de precios del bitcoin está dejando en nada a las grandes burbujas financieras del pasado, como la de los tulipanes o de las compañía de los Mares del Sur. Un aviso a navegantes que no ha pasado por alto para unos inversores que ayer deshicieron posiciones en el bitcoin y el resto de criptomonedas.

El informe de estabilidad del BCE publicado esta semana ha sido uno de los más contundentes. De una forma clara y llana, el banco central ha venido a reconocer que los mercados están viviendo una exuberancia que no guarda relación con lo que está acaeciendo en la economía real, donde la recuperación llega tarde y de forma desigual. El BCE pone de ejemplo de esta exuberancia las acciones o la vivienda, para terminar haciendo un apartado especial al bitcoin y los criptoactivos.

A veces resulta difícil entender el vocabulario de los bancos centrales, siempre tan correctos y técnicos con su jerga financiera. Pero en esta ocasión el BCE se expresa así: “También se han observado signos de exuberancia en el renovado interés en los criptoactivos… el aumento de los precios de bitcoin han eclipsado burbujas financieras anteriores como la de los tulipanes y la burbuja de los Mares del Sur en los años 1600 y 1700″, sentencia el banco central en su informe de estabilidad.

El bitcoin llegó a desplomarse en la sesión del miércoles un 30%, cayendo a los 30.000 dólares (tocó máximos en los 64.000 hace solo un mes), tras la reiteración de China en su prohibición de operaciones de criptoactivos. Una noticia que sentó muy mal al bitcoin y sus pares. Esta jornada ha vuelto a estar dominada por la volatilidad en las criptos, con fuertes subidas que se han convertido en descensos a última hora de la tarde.

La tulipomanía del siglo XVII

Resulta importante destacar que la burbuja de los tulipanes es el primer caso de burbuja financiera con enjundia suficiente como para figurar en la literatura académica. En la Holanda de comienzos del siglo XVII, la rareza de los bulbos de los tulipanes provocó un frenesí especulativo que acabó sacudiendo el país. Tras llegar de Turquía los primeros bulbos, se empezó a generar una curiosidad que fue en aumento cuando contrajeron un virus no mortal que los hizo aún más cotizados por su exótica apariencia. Entre 1634 y 1637, cuenta el catedrático de Princeton Burton G. Malkiel, nobles, granjeros, mecánicos, pescadores, lacayos, criadas, deshollinadores y costureras ancianas se lanzaron a la especulación comprando los bulbos incluso con terrenos, joyas o mobiliario.

Relata Malkiel también que a raíz de esta tulipomanía surgieron las primeras opciones de compra, precedente inmediato de las que hay ahora en los mercados, con una clara reverberación en el fenómeno GameStop de enero. Para entender la magnitud del fenómeno de los tulipanes, un marinero que confundió un bulbo con una cebolla y se lo comió para acompañar a los arenques que le sirvieron, fue encarcelado varios meses.

Algunos testimonios señalan que los bulbos podían cambiar de manos hasta 10 veces en un día. En 1637, cuando la burbuja estaba a punto de estallar, los precios llegaron a aumentar un 1.100% en un mes. Esta locura solo podía acabar de mala manera. Alguien empezó a vender, se corrió la voz y el precio se fue para abajo sepultando a todos aquellos que se habían posicionado sin medida para dar el ‘pelotazo’.

Lo mismo que ocurrió menos de 100 años después en Reino Unido con la Compañía de los Mares del Sur. En un momento de auge del comercio internacional británico, esta empresa, que contaba con derechos especiales por cortesía de las autoridades del momento, en puridad el monopolio del comercio con las colonias españolas de Sudamérica y las Indias Occidentales, se convirtió en el ‘becerro de oro’ del que todos querían tener una porción.

Su cotización subió y subió sin tener en cuenta que las deficiencias que escondía. A algunos consejeros les entró el vértigo de ver cómo crecía una cotización tan alejada del valor y tan parecida a un esquema Ponzi y empezaron a vender, llegando lo inevitable. Unas acciones que en 1717 rondaban las 100 libras, se habían acercado a los 1.000 en menos de tres años. El descalabro siguió el peso de la gravedad y para 1722 los precios ya habían vuelto al origen. El físico Isaac Newton fue uno de los que se llevó el golpe, dejando para la posteridad que era “capaz de calcular el movimiento de los cuerpos celestes, pero no la locura de la multitud”.

El BCE avisa: “Si bien los precios han sido impulsados por inversores minoristas, inversores institucionales y sociedades no financieras también están demostrando un interés creciente”

El BCE continúa aseverando que “si bien los precios han sido impulsados en gran medida por inversores minoristas, algunos inversores institucionales y sociedades no financieras también están demostrando un interés creciente. Su volatilidad de precios hace que el bitcoin sea arriesgado y especulativo, mientras que su exorbitante huella de carbono y su uso potencial para fines ilícitos son motivo de preocupación. Los criptoactivos todavía no se utilizan ampliamente para pagos, y las instituciones de la zona del euro tienen poca exposición a los instrumentos financieros vinculados a criptografía, por lo que los riesgos para la estabilidad financiera parecen limitados en la actualidad”.

El bitcoin resiste en su soporte clave. Fuente: Bloomberg

No es la primera vez que el BCE lanza un mensaje de este tipo. Ya en 2018 realizó una comparación similar en otro informe de estabilidad, cuando el bitcoin se aproximaba a los 20.000 dólares. Más tarde, el precio de los criptoactivos estalló y se desplomó. Ahora, la historia parece volver a repetirse, la diferencia con 2018 es que los precios han subido mucho más y aunque el BCE reste importancia a este mercado, la capitalización total de las criptos ha llegado a alcanzar los 2,4 billones de dólares, casi dos veces el PIB de la economía de España. Aunque el impacto de esta ‘burbuja’ pueda ser limitado, sería en todo caso mayor al de 2018. Por aquel entonces, la capitalización de este mercado no llegaba a los 700.000 millones de dólares.

La dificultad para analizar este mercado es reconocida por buena parte del mercado. Desde la firma financiera Berenberg publican una nota este jueves en la explican que comentan que “muchas voces aseguran de que podría haberse adivinado la caída de las criptos, porque tras el bitcoin subyace una buena tecnología, pero el bitcoin no tiene valor intrínseco. Los pronósticos de los ‘expertos’ varían entre 0 y 120.000 dólares para bitcoin a finales de año. No podemos dar un pronóstico, pero un día tan volátil como el de ayer ya fue impresionante. Como nota al margen, las principales casas de intercambio de bitcoins tuvieron problemas con sus servidores y no todos los clientes pudieron intercambiar sus bitcoins a voluntad”, comentan desde Berenberg.

Una frase que puede resumir bien lo sucedido la da el jefe de estrategia de Interactive Brokers, Steve Sosnick: “Un mercado sano se toma las malas noticias con relativa calma. Un mercado enfermo reacciona mal a las malas noticias. El bitcoin ha recibido la noticia (de las restricciones chinas) en una situación delicada”. ¿Hay un mercado enfermo? Esta afirmación no siempre es fácil de hacer. Cuentan las crónicas que Joe Kennedy, padre del que fuera presidente de EEUU, salvó el crash del 29 al ver que hasta el limpiabotas le daba consejos de inversión: ya no quedaban más compradores. Desde Bloomberg se apuntaba ayer al CEO de Tesla, Elon Musk, como el limpiabotas del siglo XXI, tras la semana terrible que ha infligido a las criptomonedas con sus ‘consejos’.

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 0 Promedio: 0)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *