Desarticulan una red familiar dedicada a estafas por internet.

Agente de la Policía Nacional ante un ordenador

La Policía Nacional ha detenido a cuatro personas y ha desarticulado una organización dedicada a cometer estafas por internet mediante la sustracción de los datos de tarjetas de crédito de personas, con las que realizaban compras virtuales

Según ha informado la Policía en un comunicado, la operación concluyó el pasado miércoles con la detención de un joven de 20 años, el cuarto integrante de una organización criminal que operaba a lo largo y ancho del territorio nacional cometiendo estafas a través de internet y los que acusa de presuntos delitos de estafa, pertenencia a organización criminal y usurpación de identidad.

Este último detenido había huido de la localidad de Algeciras (Cádiz), donde ya fueron detenidos el resto de los integrantes del clan en diciembre de 2020, cambiando su residencia a Zaragoza para así eludir a la justicia, haciendo complicada su localización, ya que se identificaba con documentación falsificada.

Todos ellos pertenecen a una misma familia y es la segunda vez en dos años que son detenidos, habiéndoseles imputado hasta la fecha un total de 55 delitos de estafa.

En esta operación se han esclarecido 28 delitos de estafa cometidos contra víctimas repartidas por toda España, por un valor total aproximado de 22.500 euros.

La investigación se inició en junio del año 2020, tras interponerse una denuncia en la Comisaría de Algeciras en la que una vecina del municipio manifestaba que personas desconocidas habían hecho uso de su tarjeta de crédito, realizando compras en internet por valor de 1.200 euros.

Tras realizar las gestiones pertinentes se descubrió una cuenta en una conocida plataforma de pago seguro con la que además de este ilícito se habrían cometido al menos otros 10 hechos más.

Los autores de las estafas tomaban todo tipo de medidas de seguridad para evitar ser descubiertos. Los teléfonos móviles, correos electrónicos, perfiles de redes sociales, cuentas y tarjetas bancarias y medios de pago seguro estaban siempre a nombre de terceras personas, lo que dificultó la labor de los agentes.

Tras meses de arduas labores de investigación, se logró identificar a los autores de los hechos, descubriendo que se trataba de un conocido clan de estafadores afincado en Algeciras compuesto por una madre y sus tres hijos, uno de ellos aún menor de edad.

El detenido en Zaragoza es el cabecilla de dicho clan, el mayor de los tres hermanos, que huyó de Algeciras a principios del año 2020 para evadir el control policial continuando con sus estafas por toda la geografía española.

Después de su localización y detención se realizó un registro domiciliario en el que se le intervinieron 4.000 euros en efectivo, un ordenador portátil, y cuatro teléfonos móviles.

Tras pasar a disposición judicial durante la mañana del viernes 21 de mayo y ser oído en declaración, el detenido fue puesto en libertad.

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 0 Promedio: 0)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *