Ciberseguridad: las tres amenazas más comunes en Internet.

Las facetas más importantes de nuestras vidas, trabajo, entretenimiento y educación, se han trasladado al ámbito digital, haciendo de Internet una necesidad en tiempos en los que la actividad remota es predominante. 

Aunque Internet nos brinda ventajas y beneficios incalculables, también nos deja a merced de amenazas a veces invisibles que pueden poner en peligro nuestra privacidad y la integridad de nuestra información y de los datos que consideramos como privados. 

Si bien los peligros que se esconden tras el mal uso de la internet son numerosos, con buenas prácticas y conocimiento podemos comenzar a protegernos y estar un paso adelante de cualquier posible amenaza. 

Y no solo los adultos están expuestos a estos peligros; niños y adolescentes son incluso más vulnerables frente a los peligros de Internet debido a su falta de conocimiento y experiencia, siendo más manipulables y propensos a caer en ‘phishing’ o ciberacoso. 

La información es poder, y es por esto que a continuación te hablamos sobre las 3 principales amenazas al navegar en internet, para que estés atento y puedas proteger tu integridad virtual de la mejor forma. 

Phishing

El phishing es uno de los métodos más utilizados por ciberdelincuentes para saltar cualquier software de seguridad, enfocándose en el eslabón más débil de la cadena: el humano y su desconocimiento. 

El phishing consiste en aplicar técnicas de ingeniería social a internautas, suplantando la identidad de una persona o empresa de confianza e iniciando lo que parece en principio una comunicación oficial que por lo general se da a través de correos electrónicos o sistemas de mensajería instantánea. 

Si bien parece una comunicación oficial, lo cierto es que el verdadero objetivo de este correo de phishing o mensaje directo será sustraer información personal de la víctima como datos de nacimiento, datos bancarios o cualquier otra información que otorgue poder al hacker sobre los activos de la víctima. 

Ciberacoso

Con el creciente uso de internet para relacionarse y entablar nuevas relaciones y amistades también se trasladaron problemas como el acoso al ámbito digital. Aunque este es un problema que puede afectar a personas de cualquier edad, los niños y adolescentes son particularmente los más afectados. 

La gran mayoría, el 90%, de los adolescentes está de acuerdo en que el ciberacoso es un problema, y el 63% cree que es un problema grave. Según enough.org, en febrero de 2018, casi la mitad (47%) de los jóvenes internautas habían sido víctimas de ciberacoso. 

Las redes sociales y los juegos en línea son el patio de recreo virtual de la actualidad, siendo en estos espacios virtuales donde el ciberacoso entra en juego y millones de jóvenes son víctimas de ridiculización en dichos intercambios con otras personas.  

Si bien existen software de seguridad que te permiten mantener bajo monitoreo la actividad en línea de tus hijos, nada mejor que una conversación con nuestros hijos en caso hayan sufrido algún episodio de ciberacoso. 

Descarga accidental de malware

El malware es un software que se instala sin el conocimiento o el permiso de la víctima con el que se busca acceder al computador de la víctima, obteniendo acceso a su información o secuestrándola (ransomware) y pidiendo sumas de dinero por su liberación. 

La mayoría de los ciberdelincuentes utilizan el phishing como herramienta para ganar la confianza de las víctimas e invitarlos a descargar algún software o a clicar en un link malicioso. 

Aunque existen software antivirus que pueden protegerte en principio de este tipo de ataques alertando sobre posibles amenazas, lo cierto es que la mejor protección viene del usuario; estar alerta y desconfiar de personas o empresas que solicitan datos personales en comunicaciones que no has iniciado es el primer paso para protegerte.

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 0 Promedio: 0)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *