Biden firma orden sobre ciberseguridad tras ataque a oleoducto.

para fortalecer la ciberseguridad tras el ataque a Colonial Pipeline, la mayor red de oleoductos en el país, que ha dejado a una parte de la costa este con problemas de abastecimiento.

La orden ejecutiva va dirigida sobre todo al sector privado con la imposición de nuevos y estrictos estándares para cualquier software que el gobierno federal adquiera.

Los proveedores que no cumplan con estos nuevos requisitos en un lapso de seis meses serán excluidos de las compras de software por parte del gobierno, lo que puede derivar en la pérdida de sus negocios. 

El gobierno espera que estos nuevos estándares, que detallará el Departamento de Comercio, también los adopte el sector privado, dado que parte de los ciberataques, como este último a Colonial, van dirigidos a empresas que no son de titularidad pública.

“El incidente con Colonial es un recordatorio de que la acción federal por sí sola no es suficiente”, indicó en una llamada con periodistas una funcionaria gubernamental bajo condición de anonimato. Advirtió que las entidades del sector público y privado en Estados Unidos son “muy vulnerables a ataques sofisticados, constantes y maliciosos” y reconoció que brechas de seguridad seguirán ocurriendo.

Pánico en estaciones de servicio

Colonial Pipeline comenzó hoy a reactivar sus operaciones, mientras estaciones de servicio de la costa este se veían atiborradas de automovilistas que intentaban adquirir combustible. La red de oleoductos advirtió que pasarán “varios días” antes de que los suministros vuelvan a la normalidad.

Ante una escasez creciente, una docena de estados, desde Florida hasta Virginia, declararon el estado de emergencia, lo que aumentó la sensación de pánico entre los consumidores, que acudieron en masa a las estaciones de servicio con latas de combustible y otros recipientes.

La compañía dijo el miércoles que había “reiniciado de las operaciones del gasoducto aproximadamente a las 17H00 hora del este” (21H00 GMT).

Sin embargo, “algunos mercados atendidos por Colonial Pipeline pueden experimentar, o seguir experimentando, interrupciones intermitentes del servicio durante el período de puesta en marcha”, advirtió.

La empresa se comprometió a suministrar “tanta gasolina, diésel y combustible para aviones como sea posible de manera segura y continuará haciéndolo hasta que los mercados vuelvan a la normalidad”.

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 0 Promedio: 0)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *