Así es el búnker de alta seguridad para proteger criptomonedas de Prosegur

El auge de las criptomonedas pone de manifiesto la importancia que tiene su protección ante ataques. La empresa española ha lanzado una solución de custodia para activos digitales.

En 2020 se perdieron más de 1.900 millones de dólares debido a hackeos, robos, fraudes y acciones de apropiación indebida, y 2021 no se prevé muy diferente. Ante este panorama, Prosegur decidió lanzar en noviembre del año pasado una solución de custodia de activos digitales denominada Prosegur Crypto enfocada en los clientes institucionales que gestionen o inviertan en activos digitales y requieran capacidades de custodia de máxima seguridad.

Pero la compañía de seguridad española ha dado un paso más y hoy anuncia la puesta en marcha de su primer búnker para la custodia digital de criptomonedas. Se trata de un espacio físico para el almacenamiento y gestión de estos activos que incluye más de 100 medidas de seguridad en un entorno de protección de grado militar, como el acceso biométrico o cámaras de circuito cerrado, además de estar totalmente aislada del exterior, sin conexión a Internet.

“Igual que damos servicio a más de 20 entidades financieras en todo el mundo, queríamos dar el salto a la custodia de criptoactivos, pues es un sector que sufre muchas vulnerabilidades y necesita de un extra de seguridad. Es por ello que proponemos el sistema más seguro desde el punto de vista de la inaccesibilidad y la ciberseguridad”, explica Raimundo Castilla, CEO de Prosegur Crypto.

Este búnker presume de inaccesibilidad en parte gracias al acuerdo que Prosegur ha alcanzado con la compañía de ciberseguridad israelí, GK8, creada por varios veteranos del sector israelí de criptografía y de sus servicios secretos, incluido un General de las Fuerzas Armadas Israelíes, exjefe de la unidad de Inteligencia de Ciberseguridad. “Nuetro punto fuerte es trabajar esta seguridad desde el punto físico y digital. Se trata de una solución que ofrece todo lo necesario para minimizar todas las áreas de riesgo identificadas en la cadena de custodia”, asegura Castilla.

¿Y qué guarda Prosegur dentro de esa sala inaccesible? Pues allí se encuentra el único HSM (Hardware Security Module), un dispositivo que genera, almacena y protege claves criptográficas. Estas contraseñas son las que permanecen seguras dentro de un maletín, al que solo tienen acceso un número de personas muy limitado que realizan una gestión completamente manual de las transacciones. Dichos trabajadores tienen acceso restringido a la información que manejan para evitar cualquier riesgo de robo interno, y trabajan desde un espacio seguro en el que no hay ningún peligro de ataque físico, de copia o de sustracción de sistemas o claves.

En el caso de que se acceda de forma no autorizada al HSM, sus contenidos se borran por completo, para lo que cuenta, no obstante, con un plan de recuperación que permite la generación de esas claves privadas en otras cámaras acorazadas.

Este nuevo servicio de Prosegur se ha puesto en marcha en España, “pero también queremos operar en Alemania, donde ya hemos empezado los trámites para ello y en Latinoamérica, concretamente en Argentina y Brasil, donde también estamos ya trabajando. De momento hemos ido testando el mercado, hablando con grandes exchanges, bancos que están empezando a entrar en criptos, fondos… y las perspectivas son muy buenas porque la acogida está siendo muy buena”, añade el CEO de Prosegur Crypto.

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 0 Promedio: 0)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *